Conoce las diferencias entre el fitness y el wellness

16 | 05 | 2018
Conoce las diferencias entre el fitness y el wellness

Muchos de los que deciden entrar al mundo del deporte tienen una confusión entre estos términos y aun existen muchas interpretaciones en cuanto a la definición de fitness y wellness. En muchas ocasiones, no se alcanza a vislumbrar la diferencia (que desde luego la hay) entre ambos términos. A pesar de ello, cada vez más las personas sienten interés e inquietud en encontrar una definición que les ayude a comprenderlo.

Afortunadamente, en la actualidad existe una tendencia cada vez más generalizada de estudiar loscampos que abarcarían ambos conceptos, y como consecuencia de ello, están apareciendo trabajos y libros que nos ayudan a ver con mayor claridad estos dos esferas de trabajo. Para poder realizar una comparativa de lo que se ha llegado a llamar “filosofías de vida. El Fitness podríamos considerarlo como un equivalente de “condición fisica”. 

Una buena definición para su mejor comprensión sería: «estado que permite a una persona utilizar su cuerpo en actividadesque requieran fuerza, resistencia, flexibilidad, coordinación, agilidad, potencia, equilibrio, velocidad yprecisión, sin experimentar fatiga». Así mismo, se puede realizar una diferenciación entre los componentes del fitness que afectarían a la salud como son la resistencia cardiorrespiratoria, la composición corporal, la flexibilidad y la fuerza. Otra buena definición sería «actividad física de movimientos repetidos que se planifica y se sigue regularmente con el propósito de mejorar o mantener el cuerpo en buenas condiciones. Hace énfasis en que la salud física es el resultado de la actividad física regular, de una dieta y nutrición apropiados, además de un descanso apropiado para la recuperación física»ç

Por otra parte, el concepto o filosofía Wellness se considera como un término más global. No sólo abarcaría el Fitness como la mejora de la condición física, sino que va más allá y utiliza la condición física como un medio para mejorar la salud. Es decir, Wellness como sinónimo de bienestar físico, psíquico y emocional. Ya no sólo me interesa “estar en forma”, sino que también me interesa buscar un equilibrio entre con cuerpo-mente (“De qué me sirve estar sana si no soy feliz”). Y todo ello coordinando el trabajo físico con el psicológico, y además tratando de hacerlo de forma amena y sin generar estrés. No solo comiendo saludablemente y evitando malos hábitos como el fumar, sino también gestionando nuestro tiempo libre, haciendo las cosas sin estrés, aprendiendo a respirar correctamente, etc.


Es por ello, que en los pioneros gimnasios donde la nueva tendencia proliferaba, y como consecuencia, el auge de salas llenas de máquinas, ahora se está pasando a centros donde no solo encuentras un lugar donde “entrenar”, sino también actividades de relajación (como spa, gabinetes de masajes, saunas), clases colectivas (yoga, Pilates, tai-chi,…) junto con zonas de ocio y descanso (cafeterías, peluquerías,…). En definitiva, un “Wellness para disfrutar”.


[powr-multi-slider id="a4379dad_1556150602"]